Si tu plan es quedar embarazada, lo más probable es que hayas comenzado a investigar cómo aumentar las posibilidades de embarazo.
Es por eso que antes de hablar de infertilidad o  de entrar en pánico, queremos recordarte que la fertilidad depende de muchos y variados factores, sin embargo, un área fácil de controlar que juega un papel importantísimo es tu comida.

Es justamente por su papel primordial que te presentamos estos seis consejos para incorporara en tu rutina de meriendas y comidas diarias:

1 Frutas y Verduras:
Menos del 15% de estadounidenses consume la cantidad recomendada diariamente, y esta carencia se hace aún más notoria si intentas concebir, sin embargo las frutas y verduras proveen una fuente incalculable de vitaminas y minerales que contribuyen a tu salud, por eso nuestro primer consejo es que consumas Verduras y Frutas en cantidades abundantes.
Algunas mujeres coinciden en que se les hace incluso más dificil ovular cuando no consumen suficientes vegetales, o que sus óvulos no son de la calidad necesaria para ser fecundados. Por eso, para corregir estos potenciales riesgos, y ayudar a tu organismo a soportar un eventual embarazo, debes aspirar a consumir al menos 2 tazas de frutas y 2 tazas y media de verduras (o más).
Los vegetales y las frutas que contienen Licopeno, Folato, y vitamina C son recomendables ya que cada uno de esos componentes ha sido comprobado que ayuda a incrementar tu fertilidad
2 El hierro:
Aumenta tu consumo de Hierro (siempre y cuando tengas el consentimiento médico)

El Hierro es un mineral extremadamente importante para la salud, incluso para quienes no intentan concebir.
Además es uno de aquellos minerales que necesitamos reponer puesto que cada mujer pierde las reservas de hierro en cada ciclo menstrual.
Se ha demostrado que la carencia de este mineral impacta directamente tu habilidad de quedar embarazada, y las investigaciones señalan que tomar suplementos alimenticios de hierro reducen considerablemente las posibilidades de sufrir de óvulos infértiles (y por ende infertilidad).

El truco está en saber cuánto hierro consumir sin que sea riesgoso o contraproducente.

Hay muchos factores que determinarán tus necesidades de hierro, tales como cuán violenta sea tu menstruación, si es que estas en una dieta con ingesta limitada de hierro o si sufres de algun problema medico que afecte tu ingesta; por ello, te recomendamos visitar a tu doctor o a un nutricionista quien luego de algunos exámenes y de tu historial médico podrá recomendar cuando hierro es recomendable para ti.

3 Come las proteinas adecuadas.
A pesar de que el hierro es importante, también es importante no exagerar el consumo de carnes. Mucha proteína, especialmente la que es altas en grasas saturadas y en calorías son de hecho contraproducente, pues ha sido vinculada a causar infertilidad.

Para prevenir cualquier problema, lo mejor es buscar alternativas saludables de proteína, tales como los frijoles, guisantes (arvejas), o las nueces y evitar el consumo de carnes procesadas, crudas, embutidos y especialmente los ahumados
Por otra parte, consumir Omega 3 es necesario para aumentar la fertilidad, sin embargo se recomienda poner atención y asegurarse de que éste no provenga de pescados con altos contenidos de mercurio.

 

4Elije cuidadosamente tus carbohidratos.
Cuando hablamos de carbohidratos, es importante entender el tipo de carbohidratos que consumemos. Panes blancos, pastas y arroz blanco no afectara directamente nuestra fertilidad, sin embargo tampoco aportan los nutrientes necesarios a la dieta de quienes esperan concebir.

Por esto, para asegurarte de que estas consumiendo la nutrición adecuada te recomendamos quedarte con los carbohidratos complejos, es decir, las harinas integrales que no han sido refinadas y despojadas de sus nutrientes esenciales, tales como la vitamina B y el hierro.
Actualmente, el departamento de agricultura y alimentación de EEUU (USDA)  recomienda aproximadamente 6 onzas (170 gramos) de granos/harinas al dia, osea el equivalente a una taza de cereales más una tostada. Ambas integrales, por supuesto.


5Considera un suplemento
Por último, aun cuando una dieta adecuada incrementa tus posibilidades de embarazo, la clave de prepararse para tener una familia es proveer al cuerpo con las reservas necesarias para mantener y tolerar una criatura en crecimiento, especialmente considerando que habrá un periodo en el cual el embarazo pasará desapercibido (hasta que te enteres de que estas esperando), y durante este tiempo, tu cuerpo tendrá que solventar los requerimientos nutricionales del bebé que viene en camino.

Por esto es necesario considerar un suplemento multi vitaminico como las vitaminas prenatales especialmente a aquellas mujeres que tienen restricciones alimenticias, ya sea por religion, filosofía de vidas, gustos o alergias; sin embargo, recuerda que un suplemento vitamínico es solo eso, un suplemento,que solo suplementa tus esfuerzos nutricionales y los refuerza, pero que por ningun motivo reemplazara el impacto que genera una alimentación sana y una vida saludable, al igual que seguir los cuidados y recomendaciones de tu médico.
frutas, quedar embarazada