El proceso de embarazarse es complicado y riguroso, especialmente considerando que hay TANTOS factores que influyen en la reproducción. Algunos de los cuestionamientos más frecuentes al inicio, cuando las parejas recién comienzan a tener dificultad para concebir son: Somos infértiles? Necesitamos ir al medico?, Necesitamos un sexologo? Es culpa mia? Por donde empezamos?. Sin embargo, de lo que realmente debemos preocuparnos es de aquellas preguntas tácitas que no te estás preguntando mientras intentas embarazarte:

Introducción a los lubricantes: Como afectan al embarazo

Cuando el cuerpo de la mujer se excita, produce la lubricación necesaria para ayudar  a que la penetración sexual sea indolora, sin embargo, no todas las mujeres tienen la capacidad de producir esta lubricación en la cantidad que sus cuerpos la necesitan, y es por esto que los lubricantes han estado tan presentes en el mercado.

En un estudio del año 2013 se comprobó que NUEVE  de cada diez mujeres manifestaban una relación sexual más placentera y menos dolorosa cuando utilizaban un lubricante.

Desgraciadamente, los lubricantes diseñados para la optimización sexual NO tienen el embarazo en mente y NO facilitan en ninguna forma el viaje de los espermatozoides por el cuello uterino, es más, algunos de estos lubricantes incluso contienen hormonas y anestésicos que no son particularmente recomendables pues resultan en general tóxicos para la salud vaginal.

Entonces, cómo saber que utilizar?

He aquí, una lista de lubricantes que ayudan a la concepción:

Comprados:
Un factor a considerar es el hecho de que casi todos los lubricantes de venta en las farmacias y supermercados NO son seguros, ni amigables para los espermatozoides sin embargo hay (en los estados unidos) un número reducido de lubricantes, específicamente diseñados para ayudarte a quedar embarazada. Pre Seed, es uno de ellos y Yes Baby otro de los que se auto denominan “seguros para la fertilidad”.

Pero qué sucede si en el pais donde vives no venden lubricantes aptos para la concepción?

No te preocupes, acá te presentamos algunas alternativas de origen natural.

Aceites:
Quizás te resulte un poco extraño, pero los aceites naturales son una excelente alternativa.

Canola (maravilla, girasol) Oliva, almendras, o aceite de coco; resultan ser excelentes

lubricantes que son seguros para tu cuerpo y para los espermatozoides.

Ninguno de estos te provocara infecciones vaginales, pero el aceite de coco en especial tiene capacidad anti hongos.

Clara de huevo:
Cuando la mujer está ovulando, su moco cervical se adelgaza pero retiene una consistencia mucosa similar a la de la clara del huevo cruda, por lo que esta resulta ser un excelente lubricante que imite aquella textura de manera natural.

Saliva.
Y Bueno, la saliva de tu pareja es también segura, y conveniente (además de económica)

Y por último, si te animas, puedes hacer tu propia mezcla.

En el siguiente link podrás encontrar variadas recetas. Desafortunadamente estan inglés, pero hemos traducido una de ellas para tu conveniencia.

Lubricantes sexuales para parejas intentando embarazarse.

Receta para lubricante natural.